ad cordis

book adcordis.CDR

El pasado 15 de Octubre de 2014 unos profesionales decididos a hacer posible la cooperación para la práctica y el fomento de las técnicas alternativas de resolución de conflictos formamos el equipo adcordis.

adcordis es también la web del sol rojo ese de arriba con las tres patas y un blog colectivo. No había dinero para mucho más, disculpen. Pero en cambio nos sobra energía, vitalidad y dinamismo para ponerle corazón a la empresa desde el primer momento.

Elegimos a propósito esa expresión de raíz latina porque transmite optimismo sobre la capacidad para evocar el acuerdo de voluntades a través de la efusión de los corazones. De ahí el rojo del logo como ya habrán adivinado.

ad cordis ha nacido en la web. Ninguno de los  miembros del equipo adcordis nos conocíamos antes.

Gracias a que la web ha reunido al equipo ad cordis, hemos querido convertir esa expresión latina y arcaica, en un moderno acrónimo que nos pusiera en relación con el mundo de las “TIC”. No sé si le será fácil recordarlo, pero hemos pensado que estaría bien que adcordis significara: “alternativas de cooperación online para la resolución de disputas”.

Sabemos que para muchos, las modernas tecnologías son casi una inefable realidad que los devora. Pero en el equipo adcordis hemos decidido integrarlas en nuestras vidas con entusiasmo y audacia. Y pretendemos contribuir a que usted también lo haga. Por increíble que todavía pueda parecerle, estamos convencidos de que muy pronto formarán parte de nuestra tradición, tanto o incluso más que el latín.

Dar con nuestro lema no fue mucho más difícil. Ya estaba prefigurado por nuestro nombre. Lo de cor/cordis lleva de suyo a concordia.

No por casualidad en 1734, el Diccionario de Autoridades de la Lengua Española, definía la mediación como “la interposición de alguno que pretende componer o reconciliar a otros que están entre sí discordes.”

Ese y no otro es el propósito ya declarado en nuestro nombre, que a través de la partícula “ad” que indica dirección o sentido, nos define por una actitud que queremos fomentar también en la sociedad.

Pretendemos entroncar nuestro obrar con la reivindicación de un preeminente valor de la ciudadanía española, que adoptamos sin dudar como tarea propia con urgencia.

Y por esa urgencia: Promovemos la concordia

Tiempo habrá después para el litigio, si no logramos un acercamiento.

Con esta particular visión propia del derecho colaborativo, sin previa “hoja de ruta” lo confieso, pero también sin miedo y con la confianza en que vale la pena el empeño, echamos a andar ligeros de equipaje y dispuestos a afrontar cualquier desafío, nos constituímos como centro de resolución alternativa de disputas en línea (RDL).

Antes de ir a un juzgado, queremos brindarle la posibilidad de resolver sus conflictos desde casa y en la red, que eso tan simple es la ODR (online dispute resolution, que se dice en inglés)

Porque en el equipo ad cordis pensamos que la tecnología debe usarse para allanar el camino que impide el entendimiento.

Que ha de servir para preservar las relaciones interpersonales del deterioro causado por los antagonismos en colisión; para consolidar en la sociedad relaciones basadas en la cooperación y no en la imposición ni el enfrentamiento.

Le ofrecemos una alternativa.

Porque creemos en las personas y queremos dar más sentido a las palabras.

Somos un equipo, somos adcordis.

Ahora sólo usted juzgará nuestra aportación.

book adcordis.CDR

Haga clic aquí y deje su consulta.

Haga clic aquí si prefiere localizarme en la plataforma LexDir

 

 

SABER MÁS:

Servicios “online” que ofrecemos en ad cordis

youstice, solución ODR para comercio electrónico

ODR

ADR

Anuncios

Un pensamiento en “ad cordis

  1. Pingback: antonio j. almarza

Los comentarios están cerrados.