Logo de adcordis.com ODR/RDL/RLL/RAL_adcordis: Alternativas de cooperacion online para la resolución de disputas.Web del abogado antonio jesus almarza garcia

ad cordis

Estos años en los tribunales han servido para convencerme de que muchas veces la justicia consiste en despejar el camino de los obstáculos que impiden la comunicación entre las personas. En lograr que cooperen en la solución del problema que las enfrenta.

Ahondar en las diferencias por mantener la expectativa de lograr la derrota total del adversario en un litigio judicial, a menudo resulta irreal y pocas veces resuelve nada.

Sobre todo en lo atinente al derecho de familia dónde tan grande es el coste emocional de todo conflicto.

Conscientes de que hacía falta ofrecer nuevas formas de encauzar los conflictos a través de la conciliación y el acuerdo, un grupo de profesionales de diversos ámbitos, decidimos fundar el equipo ad cordis.

En ad cordis, nos integramos dos diplomados en trabajo social (Susana García Calle y Ricardo de Sosa Llera un psicólogo (Juan Antonio Herrera) y dos abogados (Marisa Lagunilla y un servidor).

Hoy nadie duda que la justicia ha de concebirse de la mano de las nuevas tecnologías de la información.

Por eso nos hemos propuesto fomentar el derecho colaborativo y las alternativas de solución extrajudicial de disputas (ADR) precisamente a través de la web.

La distinta ubicación física no limita nuestra capacidad de actuación “online”. En el espacio virtual, esa barrera es irrelevante.

Es viable que los contendientes y quienes les asisten para solventar su disputa, se encuentren a muchos kilómetros de distancia y sin embargo puedan interactuar “online” incluso de forma simultánea.

Sin necesidad de desplazarse fuera del entorno dónde cada uno se desenvuelve habitualmente y por ello se siente más cómodo.

Ni de enfentarse a un ámbito tan hostil como la sala de un juzgado.

En ad cordis, pretendemos que esa respuesta “online” sea además interdisciplinar.

Involucramos a distintos perfiles técnicos para contribuir a que los contendientes tomen conciencia de los múltiples aspectos que concurren, descubran sus verdaderos intereses y puedan afrontar la trascendencia real de sus decisiones.

Esa interacción con profesionales de ámbitos diversos favorece el acuerdo sobre los términos de una transacción que ponga remedio al enfrentamiento.

Desde su origen la ODR o RDL (online dispute resolution o resolución de disputas en línea),  se ha venido aplicando con gran éxito aunque limitado hasta ahora al campo del comercio electrónico.

En ad cordis nos hemos configurado como un centro proveedor de RDL en España de la plataforma transnacional youstice para resolver este tipo de controversias entre  consumidores y comerciantes.

Así, cuando un consumidor tiene un problema derivado de una compra online que dé lugar a una reclamación, puede resolverlo con nosotros de forma rápida y eficaz en un plazo máximo de 15 días

Pero además del E-Commerce hemos querido asumir un reto más ambicioso:

Poner a disposición del ciudadano, donde quiera que se encuentre, el acceso a aquellos procedimientos online que mejor puedan garantizar la defensa de sus intereses en conflicto, fuera de los Tribunales de Justicia.

Ampliar el ámbito de ejercicio de su derecho a la tutela efectiva. Facilitarle el acceso, concurso y asesoramiento de unos profesionales contrastados, que le guiarán con imparcialidad en la resolución desjudicializada de cualquier conflicto a través de unos procedimientos estandarizados

Poner a su disposición las soluciones más eficientes, tanto desde el punto de vista técnico  y económico como humano.

Favorecer la colaboración de contendientes y profesionales a través de la tecnología online para alumbrar una justicia entre iguales en que ninguno vea menoscabados sus derechos y todos puedan sentirse ganadores.

Una justicia cercana y efectiva que contribuya a que cuanto antes se pueda recuperar la tranquilidad.

Soluciones prácticas y eficaces que faciliten seguir conviviendo.

Una genuina justiciaonline que nos garantice el ejercicio del derecho a una auténtica tutela extrajudicial efectiva.

Que preserve la solemnidad de la sala del Tribunal para cuándo se hayan agotado las posibilidades de arreglo y aquellos asuntos excluídos de la libre disponibilidad de las partes.

Sabemos que es un largo camino.

Pero lo importante es ponerse en marcha.

¿Nos acompañan?

Haz clic y descubre lo que te ofrece ad cordis

Se hace camino al andar

ADVERTENCIA: Este despacho legal presta los servicios que son propios del ejercicio de la abogacía ya sea en sus modalidades consultiva, litigiosa o extrajudicial y en su forma presencial u online. Cualquier prestación profesional de las que aquí se detallan, se rige por nuestras Condiciones Generales, se formaliza mediante un Presupuesto aprobado por el interesado y se concierta con arreglo a la correspondiente HOJA DE ENCARGO suscrita con el titular de esta web, en los términos que impone el artículo 15 del Código Deontológico