¿Qué le ofrezco?

¡Sea Bienvenido!

Soy mediador y pretendo colaborar con usted para encauzar sus conflictos a través de la conciliación y el acuerdo.

También soy abogado, pero no tema, no ando buscando pleitos.

Quince años de práctica profesional en los tribunales han sido suficientes para convencerme de que siempre merece la pena despejar el camino de los obstáculos que dificultan o impiden la comunicación entre las personas para lograr que cooperen en la solución del problema que las enfrenta.

Mi práctica profesional se circunscribe ahora al campo de la ADR por medios presenciales u online y en particular a la mediación civil y mercantil.

Aplicar las técnicas de ADR, es tanto como procurar que los contendientes tomen conciencia de la verdadera dimensión y trascendencia de sus decisiones, fomentando entre ellos un diálogo abierto, que les permita alcanzar por sí mismos la concordia de sus intereses a través de una transacción que ponga remedio al conflicto que les enfrentaba.

La alternativa de seguir ahondando en las diferencias por mantener la expectativa de lograr la derrota total del adversario en un litigio judicial, casi siempre resulta irreal y muy pocas veces resuelve nada.

La justicia, que tanto tarda en llegar cuando la imparten los jueces, tampoco viene del cielo, sino por nuestro propio afán en procurarla. No se basa en el enfrentamiento y en la pugna sino en la cooperación y el intercambio. No consiste en grandes y pomposas declaraciones por bien que puedan sonar a los oídos, sino en hallar soluciones prácticas y eficaces que nos faciliten seguir conviviendo.

Lo mismo que usted, detesto la incertidumbre de no saber afrontar las situaciones conflictivas que nos acechan a cada momento y he sufrido no pocas veces la decepción de ver encallar los asuntos en las salas de los juzgados cuándo ya creía cercano el momento de su solución.

Hoy ya ofrece pocas dudas que la justicia ha de concebirse además de la mano de las nuevas tecnologías, y el manejo de las ADR no puede ser una excepción.

Consciente de este reto, he colaborado con entusiasmo en la fundación “online” del equipo multidisciplinar ad cordis que además tengo la inmensa satisfacción de coordinar.

El equipo ad cordis sólo tiene una razón de ser: poner a disposición del ciudadano el recurso a las herramientas tecnológicas más adecuadas para facilitarle en cada momento los mejores medios de tratamiento y gestión de conflictos.

Pretendemos difundir una nueva visión que no diferencia entre lo presencial y lo virtual en nuestro afán por primar el logro de las soluciones más eficientes a que el ciudadano tiene derecho.

Confío en que podamos servir de referente en este campo de la ODR (online dispute resolution) como entidad en línea de resolución alternativa de conflictos

Además, el equipo ad cordis se ha configurado como centro proveedor de RDL en España para la plataforma transnacional youstice.

Cuando un consumidor tenga un problema derivado de una compra online que dé lugar a una pequeña reclamación de cuantía mínima, (“small claim”), a partir de ahora podrá resolverlo de forma rápida y eficaz en un plazo máximo de 15 días

Creo en la colaboración para alumbrar una justicia entre iguales en que ninguno vea menoscabados sus derechos y todos puedan sentirse ganadores. Una justicia cercana y efectiva que contribuya a que usted recupere la tranquilidad.

¿Alguna duda?

Deje su consulta. Estoy a su disposición

SABER MÁS:

ADR

Mediación

¿Qué es la mediación?

Justicia cercana y eficiente

Ventajas de la mediación

NOTA: La prestación del servicio de mediación que se ofrece se rige por las condiciones generales que para su debido conocimiento y efectos se recogen en el correspondiente apartado de esta web.