Anotaciones al auto de 26 de Enero de 2015 del Juzgado de Primera Instancia Nº52 de Barcelona

Me la llevo

Estoy seguro que cualquier observador imparcial que urgido por la mera curiosidad y como entretenimiento para su personal deleite se apreste a bucear en las procelosas aguas del mundo de la mediación, se sorprenderá de la actividad de este curioso colectivo profesional casi tanto como cualquier aficionado al submarinismo, pues no son pocas las semejanzas que se pueden extraer entre ambos mundos y no es la menor de ellas el continuo movimiento y la agitación constante en que se desarrollan.

Pulse para seguir leyendo en el blog de ad cordis